Como todo dato algorítmico, PageRank estima numéricamente la calidad o importancia del sitio, basada en su popularidad. La filosofía subyacente es que si muchos enlaces apuntan a un sitio, éste tiende a ser bueno.

Sin embargo, los enlaces se ponderan dependiendo del sitio enlazante: no pesará lo mismo si nos referencia un organismo gubernamental o internacional de gran calado que si se trata de un web personal.

Bajo este punto de vista, el hecho de que los enlaces influyan de forma tan decisiva en el posicionamiento indica que, de alguna forma, se interpretan como recomendaciones entre páginas. Esta premisa se basa en la idea de la validez de los «papers científicos», que eran considerados más relevantes cuantas más citas acaparaban.

A modo de curiosidad, el nombre de PageRank procede de su creador, Larry Page, y no de su estricto funcionamiento; como se ve, no es el único elemento con el que Google calcula el ranking de una página.